PERLAS NATURALES


Las perlas naturales resultan una rareza que la naturaleza produce de manera escasa. Son perlas que nacen en ostras salvajes (de no cultivo) de manera fortuita debido a la introducción de un cuerpo extraño en la ostra sin intervención humana alguna. Como protección a la entrada de este cuerpo extraño, la perla genera nácar alrededor del cuerpo irritante formando una perla.


Su carácter fortuito convierte a las perlas naturales en piezas muy apreciadas y buscadas por coleccionistas. Pero, ¿cómo identificar una perla natural de una cultivada? A simple vista no puede apreciarse, es necesario someter a la perla a un análisis de Rayos-X y otros análisis realizados por laboratorios expertos que verdaderamente permita observar su estructura interna a fin y efecto de dar autenticidad a la pieza y poder confirmar su valor, pues la diferencia de tasación entre una perla cultivada y una certificada como natural es abismal.
Hyriopsis Cumingii (perla de aguadulce china).

Disponemos de una colección variada de perlas naturales que provienen de diferentes especies de molusco: Pinctada Maxima (Mares del Sur), Strombus Gigas (muy presente en el Caribe y llegando hasta Florida, las Bahamas y las Bermudas), Pteria Penguin (Mares del Sur), Haliotis Fulgens “Abalone” (Oceania, Africa, Asia y archipiélago del Japón), Pinctada Radiata (zona del Indo-Pacífico), Mercenaria “Quahog” (Costa de Florida, Tejas, Massachusetts y Virginia), Tridacna Gigas (Mar Rojo, Océanos Pacífico e Indico), Melo (Sudeste de Asia, Birmania, Tailandia, Malasia, Mar del Sur de China y Argentina), Nautilus Pompilius (zona del Indo-Pacífico), Cassis Cornuta (Sur de África).

Todas nuestras perlas vienen acompañadas del certificado de autenticidad realizado por el Intituto Suizo de Gemologia (SSEF), uno de los más reconocidos a nivel internacional. Dicha colección pueden encontrarla detallada en la página oficial de nuestra sede suiza, en la que encontraran detalladas las piezas y su quilataje.


La inexistencia en España, en la actualidad, de ningún laboratorio que pueda certificar con garantía de reconocimiento internacional la autenticidad de una perla como natural, requiere que estas deban ser trasladadas al SSEF en Basilea para certificarlas y así poder posteriormente comercializarlas.


Nuestro interés por las perlas naturales no se limita únicamente a la venta sino también a la adquisición de nuevas piezas y la tasación de aquellas piezas que cualquiera pueda tener y desconozca su autenticidad. Hay que tener presente que la antigüedad de la pieza no es garantía suficiente para considerar la perla como natural, pues hay muchas perlas cultivadas Keshy, que pueden parecer en apariencia naturales sin serlo.

COLECCIÓN PERLAS NATURALES

http://www.shanghaigems.com/site/natural-pearls/