PERLA AUSTRALIA


Las perlas australianas se caracterizan por estar cultivadas en el mar (Australia, Indonesia y Filipinas).

Son perlas con núcleo que se ha injertado junto a un trozo de epitelio de otro molusco de la misma especie. Una vez extraída del molusco, sufren un lavado superficial o pulido con el propósito de liberarla de su capa lechosa de suciedad original.

El color de la perla australiana es, en principio, natural. A no ser que se haya tratado de algún modo, en cuyo caso, el importador de perlas deberá especificarlo.

Las tonalidades suelen ser blancas, rosadas y grisáceas, pudiendo surgir también las denominadas “golden” (debido a la tonalidad oro que tienen).

Las medidas habituales que encontramos suelen ser de 10 a 20 mm, aunque actualmente se están comercializando medidas más pequeñas.

Perla Australiana Golden